Infidelidad de de de.

    abuso de confianza en el Derecho Usual

    Deslealtad —especialmente lucrativa— del unido a la víctima por íntimos vínculos naturales, convencionales, profesionales o de amistad. La violación o mal uso de la confianza puesta en uno. El abuso de confianza se refiere no solamente a cosas materiales, sino a poderes y facultades. Con el nombre de estafa y otras defraudaciones, el Cód. Pen. ara. reprime, en los arts. 172 y ss., el abuso de confianza; también es considerado en el no 29 del art. 41, al efecto de las circunstancias que los tribunales deberán tener en cuenta para la fijación de la condena.
    En la legislación penal española, el abuso de confianza configura la novena de las agravantes genericas enumeradas en el art. 10 del Cód. Pen. La jurisprudencia, con perseverante labor, ha aclarado este concepto y ha fijado sus límites: consiste en faltar a la lealtad, en ser infiel, y en prevalecerse de una situación favorable creada por bondad o descuido del perjudicado; viene a constituir traición sin violencia. Incurre en esta deslealtad el que delinque habiendo entrado como amigo en la casa, el empleado en ella, el que comparte el mismo techo; alcanzando el colmo de ingratitud cuando es gratuitamente alojado. Es inherente a algunos delitos, como los de estafa y estupro, por lo cual no los agrava.
    En cuanto al hurto, existe un matiz muy sutil; porque cabe "simple abuso~ o "grave abuso" de confianza. En el primer supuesto agrava la pena dentro de la establecida para el hurto, que será aplicada, o cabrá aplicarla, en su grado máximo; pero, sí el abuso es grave, entonces se impondrá la pena inmediatamente superior a la máxima de un hurto con simple abuso de confianza (art. 516 del Cód. Pen. esp.). Se comprende dentro del abuso de confianza el llamado abuso de firma en blanco (v.e.v.; y, además, CIRCUNSTANCIAS AGRAVANTES, ESTAFA, HURTO).
    Dentro del orden civil y general, Escriche enumera los siguientes abusos de confianza, con resultas penales en casi todos los casos: 19 los tutores, alba- ceas, o administradores en general, que sustraen o malversan los hicncs a su cuidado 2 ol depositario y el acreedor pignoraticio que emplean sin permiso la cosa depositada o la prenda, o no la devuelven cuando proceda; 39 el comodatario y el arrendatario que destinan indebidamente la cosa prestada o arrendada a fines distintos de los convenidos o naturales; 49 el que recibe dinero u otra cosa para un fin y los disipa o emplea en propia utilidad; 59 el que abusa de un documento firmado en blanco: 69 el notario, escribano o archivero que sustrae algún documento confiado a él, lo altera o destruye; 79 el abogado que revela al adversario los secretos del cliente; 89 los médicos, boticarios, comadres u otras personas que revelan secretos sabidos por sn* funciones; 99 quien atenta contra el pudor de los menores confiados a él para su educación u otro fin.
    En el Cód. Civ. arg., aun con relieve casi siempre penal, se trata del abuso de confianza al declarar que, si el comodatario no restituye la cosa, por haberla destruido o disipado, incurrirá en "el crimen de abuáo de confianzay podrá ser acusado criminalmente antes o después do la acción civil para el pago del valor de ella o indemnización del daño causado (art. 2.274)» También corresponde 1« acción contra los herederos del comodatario, por abuso de confianza, si sabían que era prestada la cosa (art. 2.273).
    Adquirida con abuso de confianza, es viciosa la posesión de eosas muebles, y la de inmuebles por precario (art. 2364); y, en todo caso, existe tal abuso cuando se ha recibido la cosa con la obligación de restituirla (art 2,372).
    En el Cód. Cív. esp., este concepto no aparece de modo directo, pero se transparenta en casi tocios los casos de mala fe (v.e.v.), y más singularmente si se quebranta un compromiso convencional o si se infringe una obligación prevaliéndose de la situación creada por otro.
    En el Cód, de Cora, esp., sí, se mantiene la noción. Los contratos hechos por el factor de un establecimiento se entienden realizados por cuenta del propietario, aun cuando haya abuso de confianza. si recaen sobre objetos comprendidos en el giro v tráfico del establecimiento (art. 286). El abuso de confianza o fraude en las gestiones confiadas caulegítima para que los comerciantes puedan despedir a los dependientes (art. 300, n9 19).
    Esta última causa de despido se ha generalizado; y, así, la Ley esp. de contrato de trabajo la ír.cluyc en la misma forma de "fraude o abuso de confianza en las gestiones confiadas" (art. 89 del texto reformado). (v. DESPIDO.)
Tema: Derecho General, General, Que es

'“abuso de confianza. “' aparece también en las siguientes entradas:


¿Mejoramos la definición?
Puntos: 0( 0 votos)



Publicado el 12/06/2018.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *