déficit de atención con o sin hiperactividad


    el trastorno hoy tan conocido por la comunidad educativa como Síndrome de Déficit de Atención o de Déficit Atencional fue descripto hace varios años como disfunción cerebral mínima y posteriormente como hiperkinesia o hipercinesia. Actualmente, la Organización Mundial de la Salud lo reconoce como una condición desfavorable para el aprendizaje y educación de los niños. En muchos casos, este desorden suele estar íntimamente asociado a una conducta hiperactiva del niño. La hiperactividad es un trastorno típico de la infancia y más frecuente en los niños que en las niñas; se estima que es padecido por casi un 5% de los niños que concurren a la escuela primaria. Un niño hiperactivo es un niño impulsivo, inquieto, impaciente, que no presta atención, que puede permanecer sentado haciendo una tarea en un tiempo pautado; es el niño que no “hace caso” a su maestro, a sus padres o a otro adulto de referencia. Desde el estrés perinatal de la madre, deficiencias en la neurotransmisión bioquímica a nivel del sistema nervioso central, hipertiroidismo, contaminación por plomo, exceso de azúcares en la dieta hasta problemáticas afectivas del niño y su entorno familiar, muchas son las hipótesis acerca de las causas que originan esta dificultad. Una de las definiciones más aceptadas de esta problemática la ofrecen D. J. Safer y R. P. Allen. Para ellos, la hiperactividad es un trastorno del desarrollo concebido como retraso en el desarrollo, que constituye una pauta de conducta persistente, caracterizada por inquietud y falta de atención excesivas, y manifestada en situaciones que requieren inhibición motora. Aparece entre los dos y los seis años y comienza a remitir durante la adolescencia. Los niños hiperactivos conforman un grupo muy heterogéneo, pues no en todos se observan las mismas conductas, y muchas veces difieren en la causa u origen de este trastorno. Pero, en términos generales, suele observarse que un niño hiperactivo:- es inquieto, se retuerce en su asiento, se para o se mueve constantemente;- deja su asiento y deambula por todo el salón cuando lo que se espera es que se quede sentado;- habla excesivamente;- emite respuestas antes de terminar de escuchar la pregunta;- tiene problemas para participar en actividades “apacibles”, como la lectura o los juegos tranquilos;- corre y trepa en situaciones inapropiadas;- interrumpe a otros niños;- muestra dificultades para esperar su turno;- muestra comportamiento destructor con los útiles escolares o con otros objetos.

Tema: Educacion Especial, Que es

'déficit de atención con o sin hiperactividad' aparece también en las siguientes entradas:


¿Mejoramos la definición?
Puntos: 0( 0 votos)



Publicado el 15/06/2018.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *