(Londres, 1806-Aviñón, Francia, 1873) Economista, lógico y filósofo 

    británico. Hijo del también economista James Mill, fue educado de forma  exclusiva por éste según los estrictos principios del Emilio de Rousseau. Dotado de una inteligencia extraordinaria, a los diez años estaba versado en  griego y latín y poseía un exhaustivo conocimiento de los clásicos. A los  trece años su padre le introdujo en los principios de la lógica y de la  economía política, centrándose en este ámbito en la obra de Adam Smith y 

    David Ricardo. En 1823 ingresó en la Compañía de las Indias Orientales, donde llegaría a ocupar el cargo de jefe de la Oficina para las Relaciones con los Estados Indios. Activo políticamente en defensa de la causa abolicionista durante la guerra civil estadounidense, desde 1865 y durante tres años ocupó un escaño en la Cámara de los Comunes, donde sería objeto constante de  polémica a causa de su decidido apoyo a las medidas a favor de las clases menos privilegiadas y de la igualdad de derechos para la mujer. 

    Sus primeros escritos aparecieron publicados en las páginas de los diarios  The Traveller y The Morning Chronicle, y se ocuparon fundamentalmente de  la defensa de la libre expresión. En 1824, la aparición de The Westminster  Review, órgano de transmisión de las ideas filosóficas radicales, proporcionó  a Mill un atrio privilegiado desde el que difundir su ideario liberal. En el  campo de la ética, Mill defendió una suerte de matizado utilitarismo en el que pueden entreverse influencias de Bentham y en el que introdujo una  constante preocupación por incluir en el concepto habitual de «utilidad» las satisfacciones derivadas del libre ejercicio de la imaginación y la conciencia  crítica. Sobre las principales tendencias filosóficas de su tiempo, Mill se  manifestó a favor del positivismo comtiano y contrario al intuicionismo de Hamilton. Políticamente mostró siempre un gran entusiasmo por la forma

    democrática de gobierno atemperado por el pesimismo sobre la incidencia real en el bienestar social de su práctica. Sus trabajos sobre lógica y  metodología de las ciencias revistieron gran importancia en su tiempo,  fundamentalmente mediante su búsqueda constante de un principio válido  para la inferencia de leyes generales; tras los pasos de Hume, Mill definió la causalidad como un proceso empírico falsable que denominó «inducción por enumeración» 



Tema: Biografias, Que es

'john stuart mill' aparece también en las siguientes entradas:


¿Mejoramos la definición?
Puntos: 0( 0 votos)



Publicado el 15/06/2018.