m. El que ejerce la milicia. intr. Servir en la guerra o en la milicia. fig. Figurar en un partido político u otra agrupación.

    adjetivo (adj.) Relativo a la o a la guerra, por contraposición a civil.
    • Se aplicaba al vestido seglar de casaca.
    • sustantivo masculino ( m.) El que profesa la milicia.
    • verbo intransitivo ( intr.) Servir en la guerra o profesar la milicia.
    • fig. Figurar activamente en un partido o en una colectividad.
    • fig. Concurrir en una cosa alguna razón o circunstancia particular.

    militar en el Derecho Usual

    Como adjetivo, lo referente al ejército o a la milicia. Concerniente al militar como profesional o soldado. | | Atinente a la guerra; bélico, marcial, (v. CÓDIGO DE JUSTICIA MILITAR; DERECHO, FUERO, JURISDICCIÓN, JUSTICIA, ORDEN, REBELIÓN, SERVICIO, TESTAMENTO y TRIBUNO MILITAR.) También es substantivo, en cuyo caso se refiere al que profesa la milicia; al que sirve, con carácter permanente o transitorio, cu las filas 0 fuerzas del ejército, de la marina, de la aviación o de los cuerpos y servicios auxiliares de las armas fundamentales. Conviene distinguir ias dos acepciones que admite entonces: la amplia, comprensiva de cuantos visten el uniforme y sirven en ias fuerzas armadas, desde recluta a general; y el sentido estricto, limitado a los que de las armas hacen carrera, supuesto en el cual el grado inferior se acorta a alférez o teniente y llega, en el término superior de la escala, hasta general de ejército, capitán general, mariscal o generalísimo, según las milicias y situaciones.
    Finalmente, en una tercera dimensión gramatical, la palabra militar es también verbo: servir en la guerra; hacerla. Profesar la milicia; ser militar de carrera. Pertenecer a un partido, sindicato u otra asociación que combate de manera material o ideal por el triunfo de una causa. | | Concurrir una circunstancia o razón particular en un asunto.
    Como nota de índole histórica, resulta curioso mencionar que Escriche, de acuerdo con el concepto de que militar era todo el sometido a la jurisdicción y fuero de guerra» muy amplio en su época (primera mitad del siglo xix), incluye en este estado a las mujeres e hijos de militares, e incluso a su servidumbre actual.
    En lo personal, como hombre que adopte ¡a peculiar profesión de las armas, sobre el militar, que constituye además uno de los tres estados fundamentales de todos los tiempos —junto con el civil o ciudadano y el eclesiástico—, recaen pesados deberes, "obligadas virtudes", si puede decirse, que concreta así la Ley orgánica del ejército y de la armada de Venezuela, de 1947, en su art. 20: "Todo militar, cualquiera que sea su grado, clase O empleo, deberá ser culto en su trato, aseado en su traje, marcial en su porte, respetuoso con el superior, atento con el inferior, severo en la disciplina, exacto en el deber e irreprochable en su conducta". Si a ello se agrega el exaltado sentimiento del honor, la valentía sin límites, el acatamiento a los poderes legítimos y el patriotismo más severo y vigoroso, se comprenderán las calidades humanas requeridas para su cabal desempeño.
    En el plano de las realidades legislativas, el domicilio de los militares en activo es el lugar en donde se encuentran prestando servicios, salvo manifestar intención en contrario, por establecimiento permanente o asiento principal de sus negocios en otro lugar (art. 90 del Cód. Civ. arg.). El nacimiento de los hijos de militares en campaña fuera de la República, se prueba por los certificados de los respectivos registros (art. 84). La muerte en combate, de no estar debidamente asentada en los registros, se prueba por las constancias del Ministerio de Guerra (art 105) ; pero si la muerte es dentro de la República o en campaña, por los registros de los hospitales o ambulancias (art. 107).
    El militar (como verbo) ea ejército extranjero, sin permiso del gobierno propio, determina la pérdida de la nacionalidad (art. 23 del Cód. Civ. esp.). Los militares en activo están dispensados, cuando intenten contraer matrimonio, de la publicación de edictos fuera del lugar donde residan, si presentan certificado de su libertad (estimándose soltería, y lo irónico proviene del mismo legislador), que ha de expedir el jefe del cuerpo armado a que pertenezca el novio (art.- 90). Los jefes militares pueden autorizar en campaña los matrimonios in artículo mortis (art ?5). El militar en activo puede excusarse de la tutela y protutela (art. 244, n* 69).
    Aun dentro de ciertas cortapisas para el ejercicio de algunos derechos políticos, y el desempeño de determinadas funciones municipales o provinciales, la condición del militar se afirma como privilegiada, aun sin ejercer el gobierno con espíritu de clase. Asi lo confirman la gratuidad o facilidad que las rebajas le9 permiten para los viajes, los beneficios para la provisión de ciertos elementes, para construir o habitar casas baratas, las exenciones del servicio de alojamientos, de las prestaciones personales (salvo ser retirados o encontrarse en otra situación que no sea en activo servicio), de ciertas contribuciones o repartimientos. Si bien no pueden desempeñar cargos judiciales,. ni ser jurados, ni ejercer por sí el comercio, (v. PECULIO CASTRENSE.) (134, 142, 779, 818, 3.177.)
Tema: Derecho General, Enciclopedia Escolar, General, Que es

'militar' aparece también en las siguientes entradas:


¿Mejoramos la definición?
Puntos: 0( 0 votos)



Publicado el 5/06/2018.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *