sustantivo femenino ( f.) Acción y efecto de traducir.
    • Obra del traductor.
    • Sentido o interpretación que se da a un texto.
    Retórica (Ret.) Figura que consiste en emplear dentro de la cláusula un mismo adjetivo o nombre en distintos casos, géneros o números; o un mismo verbo en distintos modos, tiempos o personas.

    traducción en el Derecho Usual

    Expresión en un idioma de lo dicho o escrito en otro. II La obra traducida al lenguaje que no era el original. II Interpretación. | | Explicacion. Trueque, cambio.
    Por necesidades de la cultura o por conveniencias editoriales, las traducciones, conocidas ya en la Antigüedad, han adquirido actualmente profusión extraordinaria; al punto de constituir la aportación principal a la producción literaria en algunos centros de publicaciones. La justificada defensa de los intereses de los autores traducidos y la no menor de cuidar el idioma a que se traduce han motivado distintas medidas, oficiales y más efectivas las primeras que las segundas, aun siendo éstas de indudable interés para el tesoro colectivo y elevadamente popular que el lenguaje implica.
    Como producción literaria de categoría accesoria, las traducciones, aun no exentas de dificultades ni del sello personal del traductor (para su mérito o repulsa) , son objeto de la Ley de Prop.
    Inteiec. esp. Declara ésta que ese derecho corresponde "a los traductores respecto de su traducción, la obra original es extranjera, y no lo impiden los convenios internacionales ; o si, siendo españolas ha pasado al dominio público, o se ha obtenido en caso contrario el permiso del autor" (art. 29). Se revela ahí que las traducciones vienen a complicar más aún los ya delicados contratos de edición (v.e.v.) , pon atravesarse un nuevo trabajo literario (aun dentro de las obras técnicas) , que los editores tienden a simplificar mediante la adquisición de los derechos definitivos de traducción por el pago que signifique el trabajo en la primera de las ediciones que se publiquen.
    Como disposiciones especiales del texto citado, figuranque ha de atenderse en primer término, para regular lat- cuestiones que surjan, a los tratados internacionales suscritos, de los cuales es supletoria en la materia la ley. Los propietarios de obras extranjeras lo son también en España, con arreglo a ley ; pero sólo adquirirán la propiedad de las traducciones durante el tiempo que disfruten del derecho de las originales.
    El traductor de una obra que haya entrado en el dominio público, no tiene derecho de propiedad sino sobre su traducción; pero no puede impedir que otro la traduzca ( arts. 12 y ss.) ; materia en que el plagio resulta de difícil apreciación, pero al no existir traducción perfecta, única de una obra, siempre existe margen para aquilatar aciertos, errores, descubrir dislates e identificar la imitación cómoda o cínica.
    Dentro del Derecho Público, las traducciones poseen importancia en el Derecho Procesal, en el Administrativo, en el Registral y en el Notarial, por la eficacia que haya de darse a documentos extendidos en idioma extranjero, y sobre todo si no es conocido por el funcionario que intervenga o resuelva. Si de manifestaciones verbales se trata, la traducción es oral, con constancia escrita, a cargo de un intérprete oficial, o conocedor del idioma que interese.
    La Ley de En j. Civ. esp. determina que a todo documento redactado en idioma que no sea el castellano, deberá acompañar la traducción del mismo y copias de aquél y de ésta. Dicha traducción puede ser hecha privadamente; en cuyo caso, si alguna parte la impugna dentro de tercer día, manifestando que no la tiene por fiel y exacta, se remitirá el documento a la Oficina de Interpretación de Lenguas, dependiente del Ministerio de Relaciones Exteriores ( art. 601) .
    Esa misma oficina, funcionarios competentes y autorizados o los notarios, pero respondiendo siempre de la fidelidad de la versión idiomática, podrán traducir los documentos no redactados en español y que hayan de surtir efecto en el Registro de la propiedad.
    Los notarios, cuando conozcan un idioma extranjero y respondan de la exactitud de la traducción, pueden efectuarla, pero deberán hacerlo constar. Podrán asimismo insertar .a doble columna el texto original y el de la traducción, procurando que simultáneamente pueden leerse y apreciarse ambas redacciones. Para lograr la mayor correspondencia, y dado que un idioma tiende a ser más extenso que el otro (como sucede con el español comparado con el lacónico latín), se tachará al final de cada columna el blanco que quede en la menos escrita de ellas ( arts. 149, 150 y 253 del Regl. notarial esp.) . (v. DOCUMENTO OTORGADO EN PAÍS EXTRANJERO, TESTAMENTO EN LENGUA EXTRANJERA.)
Tema: Derecho Laboral, Que es, Retórica

'“traducción. “' aparece también en las siguientes entradas:


¿Mejoramos la definición?
Puntos: 0( 0 votos)



Publicado el 15/06/2018.